Mediación Previa y Obligatoria

Mediación Previa y Obligatoria

Antes de poder iniciar una demanda de alimentos en el Juzgado de Familia respectivo, es necesario que las partes hayan pasado por un proceso de mediación y se haya obtenido un acta de mediación frustrada.

El Juzgado de Familia, al momento de realizar el control de admisibilidad, se preocupa de que el abogado haya acompañado el acta de mediación frustrada correspondiente.

En caso que no ocurra, la demanda se declarará inadmisible y se derivará a las partes a un centro de mediación para que inicien el proceso de mediación.

Es por ello que es necesario que el usuario o cliente recurra a un centro de mediación, licitado o particular, y comience el proceso lo antes posible.

Normativa relevante:

La norma es clara en este sentido: "Artículo 106.- Mediación previa, voluntaria y prohibida. Las causas relativas al derecho de alimentos, cuidado personal y al derecho de los padres e hijos e hijas que vivan separados a mantener una relación directa y regular, aun cuando se deban tratar en el marco de una acción de divorcio o separación judicial, deberán someterse a un procedimiento de mediación previo a la interposición de la demanda, el que se regirá por las normas de esta ley y su reglamento."

En cuanto al acta de mediación frustrada: Articulo 111, inciso 3, dispone que: "Si la mediación se frustrare, también se levantará un acta en la que se dejará constancia del término de la mediación, sin agregar otros antecedentes. En lo posible, dicha acta será firmada por los participantes, se entregará copia de la misma a aquella parte que la solicite y se remitirá al tribunal correspondiente, con lo cual terminará la suspensión del procedimiento judicial o, en su caso, el demandante quedará habilitado para iniciarlo.



#mediarespreveniryeducar